Argentina lo hizo de nuevo y es finalista

Argentina jugó otro partido excepcional de principio a fin para borrar a Francia de la cancha y llegar a la final del Mundial. Venció a los galos 80 – 66 con una producción descomunal de Scola (28 pts, 13 reb) sumado a otra defensiva superlativa que derrumbó la ofensiva rival. ¿El domingo? La finalísima ante España.

El partido arrancó muy intenso y defensivo. Garino fue bien arriba a buscarlo a Fournier y con ayudas de Delia si era necesario para que no tome tiros cómodos y llegue al canasto. Scola tomó las riendas con dos corridas tremendas para anotar los primeros cinco puntos del equipo. Francia con pocas ideas, ni Batum ni De Colo tuvieron juego (bien absorbidos por la defensa) y Argentina se adueñó de su cristal. Delia importante y con una tapa inicial a Gobert y ventaja inicial de 10-2 en 4m30s. Francia trató de mover más y mejor la bola, pero sin poder de desequilibrio en general.

La defensa continuó agresiva en primera línea, obligó a un tiempo muerto temprano de los galos y cambios en su formación. Argentina sin tantos espacios en su ofensiva, Garino y Brussino prácticamente no tuvieron contacto y Campazzo con demasiado dribbling obligado por la defensiva rival. Hernandez buscó en Vildoza otro ritmo de partido y sostenerlo a De Colo atrás. Labeyrie se despachó con 2-2t3 y Albicy generó otra dinámica para Francia (14 – 12). El partido mantuvo su tinte defensivo, ambos elencos incómodos pero Argentina paciente y Scola determinante. Una asistencia para la volcada de Delia y posterior doble y falta para sostener la diferencia.

Gobert pasó desapercibido en ambos costados sin ser pasador adelante y aislarlo del otro costado para que Scola trabaje lejos de él. Argentina rotó también (Fjellerup – Gallizzi – Deck) y el santiagueño se despachó con puntos claves (2-2t2) y dañar en una pintura endeble de Francia en el uno contra uno. De Colo decoró el resultado de Francia (6) siendo la vía final más clara ante los altibajos de Fournier (2-5 de campo). Argentina bancó con hildalguía un mucha concentración el score, tomó buenas decisiones y cerró 21 – 18 al frente.

El partido mantuvo su paridad en un juego de ajedrez. Francia estacionó muy bien el partido, la segunda escuadra dio resultados Lessort y Albicy desde la conducción. Argentina se mantuvo sin espacios, le costó encontrar variantes claras y necesitó la vuelta de Campazzo con Laprovittola en cancha. Francia emergió con gol y mayor explosión hacia el canasto con Fournier y De Colo. Los internos galos tuvieron mayor protagonismo lo cual abrió la defensa albiceleste y Francia sea colocó arriba (24 – 23).

Los galos dieron ventajas en su cristal nuevamente, Delia lo aprovechó para un doble y foul sumado a lo bien que peleó el equipo para ganar su rebote. Cuando Campazzo se soltó de su defensa y se conectó rápido fue hubo ventaja para el equipo. Un parcial de 8-0 que generó el equipo otra vez fortalecido por su defensa y las virtudes del juego directo al canasto con Deck y Scola. Francia tuvo menos juego y Founier tomó demasiadas determinaciones y la mayoría de ellas forzadas. Argentina (sin Garino en cancha) lo supo contener como pudo y Gobert casi sin tocar la bola.

El equipo con la defensa agresiva, muy lejos del canasto estuvo Francia y tomando ejecuciones individuales y a media distancia. Los galos no acertaron de afuera (2-13) y los nervios jugaron su partido. La primera línea en defensa de Argentina siguió firme, Laprovittola acompañó en ese aspecto y Campazzo tuvo el cierre. Más allá de no poder correr o emerger en velocidad, Argentina tuvo paciencia, Delia con otra volcada y el final del cordobés. Aplacó la ofensiva y buscando la falta clavó un triple extraordinario con la chicharra encima para liquidar 39 – 32 la primera parte.

Las defensas continuaron en un nivel superlativo. Vildoza sobre Fournier mientras que Albicy contuvo muy bien a Campazzo y Labeyrie se encargó de Scola logrando que el capitán fuerce sus lanzamientos. El juego tuvo pocos espacios y necesitó de una paciencia absoluta para crear y no caer en errores. Vildoza arrancó con seis puntos seguidos (libres y un triple) para elevar a +10 la brecha en un par de oportunidades. Francia con errores en ofensiva, se mantuvo sin gol externo y Gobert casi sin recibir.

Fournier sin elaborar desequilibrio personal y Argentina serio y concentrado atrás. Vildoza se mantuvo como eje del periodo. Obligó a una pérdida de De Colo y con libres elevó la máxima tras una genialidad en contragolpe. Gobert y Fournier al banco y Francia totalmente desarmado en ofensiva. Argentina contuvo la primera línea, ajustó muy bien en la penetración inicial y los internos saltaron bien arriba para no dejar espacios. Vildoza pegado a De Colo y Albicy con más tiros externos (Ntilikina a cancha).

Garino volvió a juego y se encargó que Batum no reciba ni tome decisiones lejanas. Argentina pudo expresar toda su defensa y la ofensiva y alejarse en el score. Gallizzi aportó, Vildoza lo propio y Deck con un bombazo tras un pick and pop sin dudar (52 – 38 y 55 – 40). De Colo sacó una clara anti deportiva para descontar con 3m30s por jugar en el periodo.

Argentina siguió con firmeza, entendió como defender en las ayudas altas con Scola y adelante Campazzo se despachó con un triplazo. Francia sin ideas, frustrado y sin espacios para tomar decisiones al aro. De Colo intentó, le sacó dos faltas a Vildoza pero los galos continuaron negados con el aro. Argentina con altibajos adelante, Scola doblado sin fou pero nada se alteró en el resultado dejando al equipo 60 – 48 finalmente.

El cierre fue muy friccionado y duro. Francia encontró puntos fáciles en el comienzo con variantes y presionó a Argentina en el resultado. Los galos se llenaron rápido de faltas pero contuvieron bien a Campazzo y el ritmo fue otro. Los galos dominaron su cristal y empezaron a encontrar a Gobert como receptor (63 – 55 en 2m30s). Argentina trató de aguantar la embestida y nuevamente volverse un muro atrás.

Scola con un doble tras recupero y asistencia lujosa de Laprovittola levantó nuevamente al equipo. El partido con menos gol, mucha fricción y los dos elencos en penalización. Vildoza y Delia con cuatro faltas y Argentina sin sentenciar jugadas cerca del canasto. Francia regaló libres inicialmente (2-6) aunque presionó bien atrás sobre Campazzo. Francia elaboró una defensa de atrape en la pintura y encerró a Argentina cuando quiso anotar en la pintura.

El partido lleno de errores, tensiones en ambos elencos y muy cortado. Argentina se asentó atrás, obligó a que Gobert juegue lento uno contra uno y logró salir en contragolpe en un par de oportunidades. Hernandez pidió un juego abierto con Scola de tirador y la ofensiva respondió. Campazzo con penetración y el capitán con un bombazo que no fue el único. Francia descontó y Scola elevó la ventaja con otro triple infernal de casi ocho metros. No dudó en tomar el tiro y dejar +15 con 2m50s el resultado. Fournier regresó como única alternativa, apenas anotó 1-3t1 y Argentina mantuvo en su terreno el partido.

Scola anotó un par de libres más y la defensa hizo el resto. Fournier atrapado, frustrado y totalmente ido de juego. Argentina supo manejar los tiempos, tuvo paciencia y más allá de sus altibajos adelante, colectivamente fue una tromba en los momentos decisivos. Otra maravilla de partido, otra maravilla de defensa y solidaridad ofensiva. Falta la final, el toque final…



Entradas relacionadas