EL SHOW DEBE CONTINUAR?

El virus no afloja y está lejos de ceder terreno en Estados Unidos, pero todos los actores del espectáculo tienen intenciones de terminar la temporada aunque haya que cambiar el formato de la misma.

En poco más de dos semanas desde el contagio de Rudy Gobert, y ya con alrededor de diez jugadores confirmados con el virus pero que empiezan a recuperarse de la enfermedad, la NBA empieza a barajar distintas hipótesis pensando en la vuelta al ruedo, aunque Estados Unidos se haya transformado en los últimos días en uno de los peores focos. Nueva York (sede de las oficinas de la NBA y de dos equipos de la liga) es en este momento una de las ciudades del mundo más castigadas por la pandemia, por lo que todos los planes y posibilidades que se manejan y enumeraremos a continuación, son recién retomando la actividad a principios de julio o fines de junio cómo más temprano, y la posibilidad de completar la campaña con los 82 partidos de temporada regular y las habituales series de play-off de hasta siete partidos está descartada. El comisionado Adam Silver pidió “tener la mente abierta a cambios” para poder salvar la temporada y que haya un campeón.

 Varios jugadores y actores importantes de la liga se manifestaron en distintas redes sociales:

Spencer Dinwiddie, base de los Brooklyn Nets, fue uno de los primeros en poner su ingenio al servicio de la liga y propuso vía twitter una definición a lo “MarchMadness” (la definición del torneo universitario de la primera división de NCAA). La propuesta de Dinwiddie implica avanzar directamente a unos “play-off” distintos, con todos los equipos participando de ellos y con “chances” de llegar hasta el final. Los últimos cuatro de la clasificación total de la NBA (sin importar conferencias) jugarían entre sí al mejor de tres y en sede neutral para definir los últimos dos clasificados a la ronda de 24, de la que estarían librados los cuatro mejores récords que entrarían directamente en la ronda de 16 equipos que sería una nueva clase de octavos de final compuesta por los cuatro mejores de la clasificación y los doce ganadores de la ronda de 24. A partir de la ronda de 24 y hasta la final serían al mejor de cinco juegos, cosa que ya parece demasiado prolongada.

El base fue aún un poco más lejos y propuso algunas otras cosas como jugar todos los partidos en la misma ciudad para evitar traslados innecesarios, que parece sensato, y otra no tanto como jugar en estadios de fútbol americano para recuperar un poco de las millonarias pérdidas de la NBA, que con la realidad sanitaria actual parece poco probable.

Por supuesto que esta opción no es igual de justa para todos, y habría grandes beneficiados y algunos perjudicados, pero no deja de ser una interesante idea de la que posiblemente se utilicen algunas partes.

Por su parte, el “Rey” LeBron también se manifestó en el podcast “Road trippin” en el que participó junto a la presentadora Allie Clifton y sus dos excompañeros en Cleveland, Richard Jefferson y Channing Frye. Allí dejó en claro que está en contra de ir directo a los playoffs con todos los equipos, ya que eso desacredita los más de 60 partidos disputados para meterse en postemporada, demasiado esfuerzo en vano. James sugirió reducir el número de partidos de temporada regular, pero jugar algunos para llegar con rodaje a playoffs, donde jugarían sólo los clasificados.

También James afirmó que no le parece bien jugar partidos de NBA sin público y sería decepcionante y casi como una práctica, pero si la asociación lo decidiera él no se negaría, ya que hay que hacerle caso a los expertos que velan por su seguridad.

Otras estrellas de la NBA como Antetokounmpo se limitaron a twittear mensajes alentadores y recomendaciones sanitarias para evitar la propagación del virus.

Mientras Stephen Curry también dejó sus recomendaciones y su mensaje de aliento, pero se animó a ir un poco más lejos y transmitió un vivo de Instagram conversando con el Dr. Anthony Fauci, especialista en enfermedades infecciosas, para ilustrar a sus seguidores sobre como cuidarse y frenar la propagación.

Lo cierto es que Adam Silver en todo momento mostró que la prioridad de la Liga es preservar la salud de todos los que la integran, y cuenta con el apoyo de los jugadores, por lo que la reanudación de la temporada ni siquiera es segura, pero se están haciendo todos los esfuerzos para que esto ocurra. Silver tomó la decisión de rebajar un 20 % el sueldo de los más altos mandos, y en los próximos días se esperan novedades, pero los rumores apuntan a que la organización está considerando seriamente concentrar los playoffs en una sola ciudad para evitar viajes, reducir las series a tres partidos, y altamente probable jugar sin público.

Por supuesto esto dependerá del avance o retroceso de la pandemia en el territorio estadounidense, y hay infinitos factores a tomar en cuenta como por ejemplo de qué manera trastocará esto las campañas siguientes, días difíciles y movidos en las oficinas de la NBA.

Entradas relacionadas