En el choque de las revelaciones salieron airosos los checos

República Checa derrotó a Polonia en un muy buen partiddo 94 a 84 y luchará por el quinto puesto ante Serbia. Vojtech Hruban sumó 24 puntos, Satoransky lo siguió con 22 y Bohacik anotó otros 21 para los de Ronen Ginzburg. Adam Waczynski se destacó en el equipo polaco con 22 tantos.

República Checa y Polonia jugaron un partido a la altura del mundial que vienen realizando. Los checos lograron llevarse la victoria por 94 a 84 para conseguir la posibilidad de luchar por el quinto puesto cuando se enfrenten a Serbia el próximo sábado.

Ronen Ginzgurg contó con tres pilares fundamentales, tanto hoy como a lo largo de todo el mundial. El alero Vojtech Hruban fue el máximo anotador del partido con 24 puntos. Por su parte, Tomas Satoranksy lo siguió con 22 tantos, 12 asistencias y 4 rebotes. Asimismo, Jaromir Bohacik sumó otros 21.

El comienzo favoreció a Polonia, que de la mano de Waczynski (5) se distanciaba 12-6. Mientras que los de Mike Taylor gozaban de buenos porcentajes (6/7 de cancha), los checos no podían decir lo mismo.

Luego de dos pérdidas y un frío 3/8 en lanzamientos, Ginzburg le dio rienda suelta a Patrick Auda para que salte al rectángulo. República Checa frenó algunos ataque polacos en forma consecutiva, y con un triple de Hruban completó una ráfaga de 9-0 para pasar al frente en el marcador, 16-15, a 4:02 del cierre.

Luego, el entrenador israelí dispuso una formación baja para intentar presionar más arriba; Peterka anotó 5 puntos seguidos y el primer cuarto se fue igualado en 23.

Checa mantuvo el quinteto que cerró el primer cuarto en el amanecer del segundo, con mayoría de suplentes. Pero un triple de Kozarek le dio a Polonia una luz de 6 (32-26), lo que generó el reingreso de Satoransky y Bohacik. Las modificaciones le dieron dividendos rápidamente a los checos, que con dos triples seguidos de su escolta se escaparon 40-33, máxima que se estiró hasta llegar a ser de 10 (43-33).

Con una conversión sobre la chicharra Waczynski (8) maquilló el resultado final del primer tiempo, que fue de 43-35 para República Checa.

Durante el segundo tiempo el partido no solo ganó en emotividad, sino también en calidad. El tercer y cuarto período entre Polonia y República Checa fue un muy buen espectáculo deportivo ambos jugaron a la altura de la importancia que le daban a este resultado.

Polonia recuperó la eficacia, situación que provoco que no perdiera las rienda del juego tras el flojo segundo cuarto y volviera a estar cerca en el tablero. UN parcial de 9-0, merced a dos triples de Waczynski (figura polaca con 22 pts) y otro de Aaron Cel los situó a solo dos puntos (46-48) en los minutos iniciales del período.

Nuevamente los checos pegaron primero al inicio del cuarto período, mediante un parcial de 5-0 para distanciarse 69-63. Pero Polonia iba a tener el parte de alguien que, hasta ese momento, no había podido ser factor: A.J Slaughter.

El base estadounidense llevaba 9 asistencias pero solo 2/8 de cancha; sin embargo se adueñó del ataque polaco en el último cuarto al anotar 8 puntos con los que le devolvió la ventaja a los suyo 74-72, con 5:10 por delante.

Sin embargo, en el cierre del partido Polonia no pudo sostener todo lo bueno que estaba haciendo en ataque, y estuvo casi cuatro minutos con apenas 3 puntos en su haber. Luego de un triple de Cel volvería a anotar con un libre de Ponitka, al tiempo que Hruban y Pumprla pusieron a Checa al frente 86-80 con un minuto y medio por jugar.

Apurada por anotar, Polonia se descuidó atrás y el partido perdió tensión tras una escapada de Satoransky, primero, y de Hruban después. República Checa se llevó el juego al mismo tiempo de ganarse el derecho de luchar por el quinto puesto en esta mundial.


Entradas relacionadas