INCIERTO EL FUTURO

La situación que atraviesa la NBA es cada vez más compleja, a tal punto que cada día que pasa, las certezas sobre el futuro de la liga son menos, mientras que las incógnitas y el pesimismo crecen.

En este momento ya es sabida la magnitud de la pandemia que está azotando al mundo entero, provocando cambios, postergaciones y suspensiones en todos los deportes y ligas del planeta. La NBA no se queda atrás, y cada día se enrosca más en los problemas, aunque buscan una solución de todas las maneras posibles, para no tener que llegar a tomar medidas extremadamente drásticas, como sería ponerle punto final a la temporada actual, perdiendo una cifra impresionante de dinero y generando un enorme disgusto, tanto en sus miembros como en sus fanáticos.

Como si fuera poco, el periodista Shams Charania confirmó lo que se preveía, provocando que la situación entre el comité ejecutivo de la liga y los jugadores se volviera más tensa de lo que estaba, ya que la NBA oficialmente le ofreció a la NBPA (Asociación de jugadores) que sus miembros accedieran a una reducción del 50% de sus salarios a partir del próximo miércoles 15 de abril. La asociación no se quedó muda, y rápidamente realizó un contra-propuesta a la liga, planteando que la reducción sea de un 25%, y que comience a regir desde mediados del próximo mes de mayo. Sin embargo, desde la NBA aún no han enviado una respuesta a este planteamiento de los jugadores, pero se espera que intenten acordar un punto medio, donde todos accedan un poco para poder solucionar este conflicto.

Entradas relacionadas